martes, 23 de febrero de 2010

Costoja (Coustouges en francés)

Este pueblo está en la región de Languedoc-Rosellón, comarca del Vallespir (Francia). La iglesia es del siglo XII. Justo enfrente hay el antiguo cementerio dónde no se entierra a nadie desde el año 1940.
En Costoja vivió Quico Sabaté un anarquista hasta que fue descubierto y tuvo que huir.
Laa calles y plazas, tienen un nombre en catalán, a menudo muy pintoresco (y traducidos al francés)









5 comentarios:

Tony Collbato dijo...

Sin vallas,sin puerta...la normalidad con que tratan estos lugares,aquí al lado,nos debería hacer reflexionar.El recuerdo a Quico,magistral.

J.F Lara dijo...

Es curioso. Mas que un cementerio parece el jardín. Lo que muestras del pueblo es muy interesante.

La Dama Pálida dijo...

Tan bello como intrigante.
Las necrópolis son un templo del alma y un lecho de la materia.
Encierran belleza.

Sean buenas tus lunas.

Lola dijo...

He estado sólo cuatro veces en Francia. La última de ellas recuerdo haberme sentido fascinada por los colores de dicho país. Tus fotos me han hecho revivir dicha experiencia. Gracias.

Ksawery dijo...

Es increíble que aún se conserven sitios así. Muy bien observado.