domingo, 6 de mayo de 2012

Villa Urania la casa de Josep Comas i Solà


Qué triste es hablar de causas perdidas, pero hasta que no llega el último momento el ser humano se agarra a la esperanza, en este caso el “último momento” llegará el próximo lunes, día 7 de mayo, no hay dudas, hay un cartel explícito que así lo anuncia.

La foto superior se puede apreciar que la reja fue cortada, hace suponer que para sustraer los dos leones que adornaban la escalera a ambos lados.




Los familiares de Josep Comas i Solá, llevan años luchando, Pau Senra Petit bisnieto de una hermana de Comas dice que el astrónomo legó la torre, no el jardín y que el consistorio ha “modificado” para hacer cuadrar sus intereses.


Otra incongruencia es que el ayuntamiento les había dicho a los vecinos que debían demoler la torre por su mal estado pero los técnicos del ayuntamiento se paseaban (ya han quitado el cableado eléctrico) sin casco u otras medidas de protección por un lado y por el otro hasta hace ¡dos años! Aún existía en la torre un parvulario funcionando con toda normalidad ¿en dos años ha llegado a ese terrible deterioro?


                                                         Parte posterior de la finca

La finca se encuentra en la calle Saragossa, 29, tiene otro acceso por Vía Augusta, 102-104, es en ese muro dónde está una placa en la que podemos leer: “ En su observatorio de esta “Villa Urania” José Comas Solà descubrió en 20 de marzo de 1915 el planeta Hispania (804) primero de la serie de astros descubiertos por el que fue primer director del Observatorio Fabra. 1868-1937.


Fue construida en 1868 de estilo neoclásico, con un terreno de 914 m², de ellos 724 m² pertenecen al jardín. En un mar de bloques de edificios encontrar una torre del siglo XIX o principios del XX es como encontrar un oasis, inmediatamente te lleva a tiempos pasados, hace sentir una paz interior, la vista agradece ver frondosos jardines. Una finca así, en nuestra maltratada Barcelona se tendría que considerar per se como patrimonio de interés.




El ayuntamiento dilapida nuestro patrimonio común, ¿Cuántos lugares de interés perdemos por los intereses de otros?

Es de agradecer la labor de Dani Cortijo para hacer llegar el caso de esta nueva barbardad.

El lunes próximo las estrellas llorarán otra vez….



10 comentarios:

APU VeoDigital dijo...

Hola Mar.
Produce Rabía entre la tristeza e indignación.
Gracias por sumarte a la protesta.
Un abrazo

Ksawery dijo...

Increíble una vez más el ver como se dilapida el patrimonio de nuestro pasado en pos de intereses ocultos.

Me he quedado con ganas de ver donde se enterró a Josep Comas i Solà para redondear la entrada ;)

Fº Javier Peralta Medina dijo...

Como siempre, se recorta donde no se debe, y no se arregla lo que de verdad importa pero en fin...
Saludos ¡¡¡

MISCELÁNEAS dijo...

Mar vi la noticia en la vanguardia y pensé como podía ser posible que una parte de la historia de la ciudad fuese a ser derruida, pero claro si hay intereses económicos por medio ya se sabe ... Un beso.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Una pena la demolición de esta casa, que si nada lo ha impedido ya no existe. Lamentablemente me temo que no sea ésta la última vez que vaya a suceder algo así. Un saludo.

Taty Cascada dijo...

Investigando sobre El petó de la mort llegué a tu espacio, me quedo a tu lado.
Un abrazo.

miscelaneaculinaria dijo...

Hola Mar
Esto no deja de ser otra sin razón de nuestro querido consistorio, si seguimos así nos van a lobotomizar para borrar nuestra historia. Lo peor de todo es que seguro que harán un engendro de algún arquitecto de moda con el consabido coste para el erario (nosotros).
En fin, te felicito por el post. Saludos.
Sergio

JFL dijo...

Y lo van a derribar? Como siempre errores de los politicos que pagamos pronto.
En breve nos vemos, en un par de semanas.
Un abrazo amiga

Calamidad dijo...

Mar, siempre tendrás un hueco en mi corazón. Adiós, preciosa. Gracias por todos los momentos que has compartido con nosotros.

Allá donde estés, llévate un beso gordo, gordo, gordo.
Cal.

Javier Coria dijo...

Excelente trabajo, de Solá hablamos en un programa de Cuatro (Cuarto Milenio). Besos, Javier