domingo, 15 de noviembre de 2009

Cementerio St. Marxer - Vienna 4 - Mozart

Siempre ha sido una gran incógnita saber dónde reposaban los restos mortales de Mozart.. Desde hace unos pocos años se sabe el sitio real con un mínimo error. Originalmente fueron depositados en una fosa común del Sant Marxer, uno de sus íntimos amigos, el compositor Johann Georg Albrechtsberger se dice que fue el único que le acompañó hasta el camposanto, pero ello se contradice con las costumbres de entonces. En esa época era costumbre que los familiares y amigos se despidieran del cortejo en los límites de la ciudad, pero no se acompañan hasta el cementerio. Una vez allí, el ataúd era llevado a la morgue, como se requería, desde el 1753 hasta un período de 48 horas antes del entierro, eso se hacía por si había alguna muerte aparente.
Hasta el centenario del compositor, su figura fue bastante relegada, pero a partir de esa fecha muchos fueron los que se interesaron por saber dónde descansaba el músico. Concretamente en1855, un año antes del centenario del nacimiento de Mozart, el alcalde de Viena, Johann Caspar von Seiller quiso investigar la posición más exacta de la tumba de Mozart. Hubo una investigación oficial, y después de la evaluación de las declaraciones de varias personas y una reunión en el cementerio, se decidió optar por el puesto en que hoy se halla. Un nieto de Albrechtsaberger recordaba haber acompañado a su abuela al cementerio. El hombre recordaba que había los mismos pasos desde la tumba de su abuelo al pasillo central del cementerio que de éste a la tumba de Mozart en línea recta y perpendicular a dicho pasillo. El margen de error existente a la hora de definir el lugar exacto donde están los restos mortales de Mozart es muy pequeño: un círculo de unos seis metros de diámetro.
En diciembre de 1859 se inauguró un monumento en la tumba, obra del escultor Hans Gasser, pero en 1891 la obra fue llevada al Zentral Friedhof, en el apartado de los músicos. Entonces se construyó una sencilla escultura que poco a variado desde entonces. En el año 1945, el monumento de la tumba fue gravemente dañada y en 1950 se reparó. En el 2005 se cambió la escultura, como puede verse son muy pocas las diferencias.









La sepultura de Mozart antes del 2005











4 comentarios:

Esther i Toni dijo...

Trabajada documentación y,como toda la serie,magníficas y descriptivas fotografías;nos ha llamado la atención que en una foto las flores son rojas.

Ksawery dijo...

Una vez más se demuestra que el dicho "descanse en paz" no siempre se cumple. Vaya manía con perder, mover y buscar a los muertos. No hay famoso al que no se le haya mareado de una u otra forma. Para ejemplo nuestro Lorca. Que manía con encontrarlo físicamente (o lo que quede...). Más hubiese valido no haberle matado en su momento.

Málaga dijo...

Mi admirado Mozart, desconocía totalmente la historia que nos cuentas, sumamente interesante, no sólo por el personaje, sino por las costumbres de la epoca. Gracias, un saludo.

J.F Lara dijo...

La verdad que me estoy planteando ir a Viena porque este cementerio que tan bien fotografiado esta, me tiene absolutamente fascinado.