martes, 25 de octubre de 2011

Casas y panteones (3)

Tercera entrega sobre el posible paralelismo entre la casa dónde se ha vivido y la definitiva.




Casa Elizalde.
Fue construida en el año 1885 en un estilo electico por el arquitecto Emili Sala para la familia Elizalde, esta vivió en ella de 1895 hasta 1964. El negocio familiar era la fabricación de motores. Al marchar la familia la casa sufrió un seguido deterioramiento hasta que el ayuntamiento de Barcelona la compró, primero para incluirla en el catálogo de edificios históricos, y después para hacerla servir de equipamientos, pero antes tuvo que ser restaurada por los arquitectos Jaume Sanmartí y Josep Bosch.
El panteón de la familia se encuentra en el cementerio de Montjuïc.





Casa Arnús.
Enric Sagnier i Villavecchia construyó en el año 1903 La casa El Pinar o también conocida por Casa Arnús, situada en la parte alta de Barcelona, en la calle Manuel Arnús, 1-31- Plaça Funicular s/n. El diseño del interior fue realizado por Joan Busquets. Evarist Arnús se dedicó a la banca. Esta casa era la residencia de verano de la familia.
El panteón situado en la parte “noble” del Cementerio de Poble Nou (Barcelona) en la calle Teulat, 2 fue encargado al arquitecto Elias Rogent Amat (1821-1897), autor también de la Universidad de Barcelona, su obra más representativa.
En el trabajo del mármol participó Vicente Estrada. El estilo es bizantino y realizado con piedra de MontjuÏc menos el ángel que se hizo con mármol de Carrara siendo su escultor Venanci Vallmitjana.






Casa Casas Carbó.
En el número 96 del Passeig de Gràcia, se ubica el edificio Casas Carbó. Allí vivió y murió el gran pintor Ramón Casas Carbó (1866-1932), amigo íntimo de Santiago Rusiñol. En sus bajos está desde hace unos años la tienda Vinçon.
Fue obra del arquitecto Antoni Rovira i Rabassa y construida en el año 1894.
Su tumba está en el cementerio de Montjuïc (Barcelona) en la Vía Santa Eulalia, agrupación 3ª, tumba menor A, nº322. Una sencilla tumba guardan sus restos y los de sus antepasados.




Casa Simón i Montaner.
Una de las primeras obras de Lluís Domènech i Montaner del año 1879. El edificio fue construido entre 1881 y 1885, situada en la calle Aragón, 255, en ella está situada la La Fundació Antoni Tàpies desde el año 1990.
Muy representativo el ladrillo rojo, en la parte superior central presenta tres esculturas de Dante, Cervantes y Shakespeare.
El panteón de la familia Simón se encuentra en la Vía Santa Eulalia, agrupación 3ª, Nº 13. La parte arquitectónica pertenece a Josep Domènech i Estapà y la escultura corrió a cuenta de los hermanos Juyol.





6 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Curiosa muestra paralela de la morada en vida y el lugar de descanso eterno de estos personajes. Un saludo.

APU dijo...

Hola mar.
Estupenda entrada... y cierto que hay un parecido en la última morada, será por encargo de sus dueños, casual o intencionado?
Un abrazo

Javier Peralta Medina dijo...

En Albacete tenemos una cúpula muy parecida a la de la casa Arnús, de estilo modernista, y creo, de la misma añada, XD.
Toma, para que compares:
http://laesquinadeltuerto.blogspot.com/2010/10/las-pequenas-diferencias-en-el-tiempo.html

Saludos¡¡¡

Daniel dijo...

En Italia hay un cementerio que te encantaria seguro.

Buen trabajo con esas fotos

Calamidad dijo...

Me encanta este punto de vista que has dado al post, Mar. Casi que sería un buen tema para un librito, ¿no?

La Bruja "Escritidora" dijo...

Hola, Mar,
Descubrí tu blog mientras me documentaba para escribir un relato. Empecé a indagar y por tu culpa y la de otros compañeros he de reconocer que he descubierto mi pasión por la escultura funeraria. La foto de la cabecera es impresionante.
Puestos a confesar te diré que leí la entrada de tu hijo y fui a Siempre nos quedará París... y también quedé atrapada con esas pinceladas que sobre ti que aparecen aquí y allá. Sólo quería mandarte un fuerte abrazo. Seguiré por aquí.