domingo, 18 de diciembre de 2011

Cementerio de Poble Nou, Barcelona: El recinto protestante


El cementerio de Poble Nou en los años 70 del siglo pasado se encontraba en un estado lamentable de conservación, se puede apreciar perfectamente en estas dos fotografías, la antigua del año 1982 en concreto y la otra en la actualidad. Pertenece al segundo departamento, el señorial, el de los panteones de las grandes fortunas de Barcelona.

Pero aparte de este inciso hoy quiero centrarme en el que fue recinto protestante del cementerio del también llamado Cementerio General de Barcelona.

Foto nº 4
Foto nº 5
Foto nº6
Las fotografías nos ayudan a hacernos una composición de lugar e incluso reconocer a una de las seis esculturas (cinco, de hecho, porque uno de ellas es simplemente unas pequeñas peanas) que se salvaron de la demolición del recinto protestante. En la foto de vista general (nº 5), a nuestra izquierda se ve una figura femenina abrazada a una cruz que es esta misma que nos ha llegado hasta nuestros días (nª 4). La que corrió nefasta suerte es la escultura que tiene enfrente, una columna coronada con flores, que se puede ver en la foto junto la anterior durante los trabajos que hicieron desaparecer esta parte del cementerio, la columna se ve en buen estado, es incomprensible que fuera destruida (Foto nº 6).


Esta otra escultura de una mujer de cara el suelo hace recordar  a la escultura recuperada  que está, en la “entrada”(Fotos nº 9 y nº 10) de lo que fue el recinto civil, una vez quitados los muros que lo separaban. (Foto nº 8)

Foto nº 9

Foto nº 8

Foto nº 10
Cuenta Jordi Fossas en la revista Icaria que el abandono general era aún más patente en el recinto destinado a los extranjeros, que se encontraba en un estad de total abandono, situado en el ángulo noreste (departamento cuarto en la actualidad) Sus muros daban al desaparecido pasaje del Cementiri Vell, desde dónde tenía su acceso (aún hoy, como se ve en la instantánea se puede observar uno de los portones que no se abrirán jamás, tumbas nuevas cierran su paso.
Foto nº 11
Foto nº 12

Foto nº 13
El recinto civil no tenía comunicación directa con el resto del cementerio. Los senderos entre las tumbas prácticamente habían desaparecido tapados por las malas hierbas. Todo estaba sucio y algunas lápidas rotas y levantadas. Pocas inscripciones de las tumbas eran aún legibles. Arañas, lagartijas y gatos eran los únicos visitantes vivos del cementerio protestante.

Las obras de reforma del cementerio de Poble Nou, fueron llevadas a cabo en el año 1991, significaron la demolición del antiguo recinto civil, el denominado cementerio de los protestantes. El pequeño espacio donde fueron enterrados los ciudadanos extranjeros de confesiones no católicas fallecidos en Barcelona desde el año 1880 hasta bien entrado el siglo XX se convirtió en un solar vacío donde se construyeron nuevas tumbas y una ampliación del osario común. La demolición se realizó en cumplimiento de las ordenanzas aprobadas el año 1985, que prohibían la existencia de recintos especiales salvo que se hiciera una petición concreta, como la que realizó la comunidad judía en Barcelona.


Foto nº 14

Las tumbas de las quince personas cuyas familias fueron localizadas se trasladaron a otro lugar. Los demás restos mortales fueron depositados en el osario común.


En el recinto protestante fueron enterrados a lo largo del siglo XIX y principios del XX no pocos técnicos británicos, alemanes, suizos, norteamericanos o canadienses venidos a Barcelona para poner en pie lo que un día fue llamado el Manchester catalán, también, ilustres familias extranjeras de la ciudad.


Foto nº 15
Foto nº 16
Las tumbas nuevas están construidas alrededor del antiguo recinto civil. Las dos isletas que se aprecian en la foto nº 15 se encuentran dos antiguas esculturas. La nº 4 y la nº 17.
Foto nº 17
Foto nº 19
Foto nº18
Foto nº 21

Foto nº 20





















Una delicada escultura con una figura femenina. La leyenda es indescifrable. Las letras como el recuerdo se han disuelto definitivamente.

4 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

En Valencia también hay, justo enfrente de cementerio General otro “británico protestante”. Cerrado con una herrumbrosa verja, nunca lo he visto abierto, tiene aspecto de viejo pero no descuidado por lo poco que se ve desde fuera. Siempre he sentido algo de curiosidad por ese recinto, pero nunca he podido entrar. Un saludo.

Calamidad dijo...

Es una pena que se pierda este patrimonio cultural, pero es la misma historia de siempre: si dejamos que se caigan grandes catedrales, palacios, iglesias, etc ¿quién se va a acordar de los cementerios? Afortunadamente se salvaron algunas cosillas.

Un besote, Mar.

APU dijo...

Hola Mar.
No hace muchos días estuve paseando por ahí y haciendo fotos a lo poco que queda... me detuve un momento delante de una de las esculturas para imaginar como sería si se hubiera conservado y restaurado... una pena.
Un beso.
¡¡felices fiestas!!

Alexei dijo...

aun perdura la tumba de la pequeña Violet Rose Alexander