martes, 3 de enero de 2012

Cementerio Saint Vincent de Montmartre (París)

El cementerio de Saint Vincent, en el barrio de Montmatre, aunque está en un lugar muy céntrico, rodeado por edificios, queda escondido a los ojos de los que solo miran por encima (o no buscan el camposanto obviamente)
Fue abierto el 5 de enero de 1831, después de que el cementerio du Calvaire fuera cerrado por no poder hacer más ampliaciones.
Hasta que no se abrió la calle Lucien-Gaulard en 1909, la entrada estaba en la calle Saint Vincent, 40.
La mayoría de las sepulturas son de estilo Restauración. Ahí descansan varias generaciones de familias de Montmartre.
En este cementerio descansan lños pintores Eugène Boudin, Carrier Belleuse o Maurice Utrillo, hijo de Susanne Valadon, también pintora o Théophile Steinlen, colaborador del Chat Noir.
Es un cementerio pequeño (0,60 hectáreas) y acogedor, con bastante desnivel por encontrarse en la misma colina. El día que lo visité estaba a punto de llover, era otoño y las hojas amarillentas empezaban a cubrir el suelo. Había un pintor, sentado en una silla tomando apuntes del lugar impertérrito al tiempo.






6, Rue Lucien- Gaulard
18 Arrondissement, 75018, París, Francia.
Tel. 01 46 06 29 78
Metro: Lamarck- Caulaincourt




Entrada

La familia Faria tiene una bellísima sepultura de una figura femenina y la faz de Cándido Faria, obra de Felix Charpentier del año 1912. Cándido Faria (1849-1911) fue ilustrador, artista caricaturista y pintor de origen brasileño, creó su propio periódico en Brasil. Al llegar a París en 1882, ilustró numerosas portadas, varios libros y creó varios carteles. Inmortalizó grandes nombres del music-hall de la época. También hizo carteles para el circo, deporte y turismo. Con él está su hijo, el pintor Jacques FARIA (1898-1956), que también fue diseñador carteles. En la forma correcta, tallada en piedra, la cara de Cándido de Faria.


Sepulcro del músico René Dumesnil (1879-1967), quien fue crítico musical del Mercure y de  Le monde. Escribió muchos libros sobre música. Fue miembro de la Academia de Bellas Artes. La escultura es de Emile Bailly.


George Bieber murió a los 22 años, su figura está representada en bronce, obra de los escultores Abel y Bournerie. Esta tumba está decorada con dos medallones de bronce representando a sus padres.

<><>

Arthur Edmond Guilles(1885-1916) fue pintor y grabador.Nació en Valenciennes (Francia) Falleció en la primera Guerra Mundial. Su monumento está decorado con un busto de bronce, mientras que un bajo relieve que representa el trabajo adorna la parte posterior de su tumba.


<><>

Pierre Bussoz (1872-1958) fue el inventor del juke box.El desarrolló en 1920 el bussophone, la mecánica de primer tocadiscos. En 1932 vendió su patente a un estadounidense. Su tumba está decorada con un ángel orando obra de G. Thomassen.

<><>

Sedir (Yvon Le Loup,1871-1926) fue un espiritista, esotérico y místico francés autor de numerosos libros sobre esoterismo y misticismo cristiano. De formación autodidacta, se formó con el ocultista Papus. Afiliado a un gran número de "órdenes" (Orden de la Rose Croix de Guaita, Orden Martinista de Papus) entre otras.El nombre de Sedir es un anagrama de deseo. De repente, renunció a su título, rechazó cualquier iniciativa, cualquier sabiduría esotérica y se dedicó exclusivamente a los ideales del Evangelio. Dio muchas conferencias sobre la mística cristiana y en julio de 1920 fundó "La amistad espiritual" libre asociación  de caridad cristiana. Su tumba está decorada con un perfil de bronce de Cristo.


Georges Guignard (1861-1935) fue pintor, su tumba está decorada con un medallón de bronce de Edward Kleinmann ( 1844-1927)
<><>

Medallón de bronce de Emile Meunier



Maurice Utrillo (París, 1883 - Dax, 1955) Pintor francés. Fue hijo de la pintora Suzane Valadon y el bohemio Boissy, y tomó el apellido del pintor español Miguel Utrillo, que en el año 1891 lo reconoció como hijo.

Su carácter débil le precipitó al alcoholismo y ya a los dieciocho años hizo su primera cura de desintoxicación, momento en el que se inició su afición a la pintura. Sus problemas con la bebida condicionarían su trayectoria vital y pictórica, ya que sus visitas a centros de salud fueron constantes a lo largo de su vida.

En sus inicios, imitó las formas impresionistas de Sisley, Pissarro y Raffaelli, pero hacia 1902 comenzó a pintar paisajes sórdidos acordes con su estado de ánimo. En 1907 se desligó de las influencias impresionistas y se inició su denominada "etapa blanca", época de gran fecundidad. Dejando atrás épocas en las que predominaron los tonos rojos y azules, su obra comenzó a sentir la influencia de su madre y adquirió una gran madurez.


<><>
Detalle de la tumba de Maurice Utrillo


Tumba de Paul Chevalier, hermano del artista Maurice Chevalier.
<><>

Romain Vigouroux(1831-1911) director médico del Instituto de electroterapia del hospital de la Salpêtrière.

<><>
Vista desde la parte alta del camposanto.


<><>
La llamaban "Mamam-perdón" y sirvió durante la Primera Guerra Mundial. Hay que fijarse en las múltiples medallas que lleva en el pecho.

Otra perspectiva de Saint Vincent


<><>

Panteón del Dr.Luis Duchastelet (1858-1910), que contó entre sus clientes una gran cantidad de celebridades de la época, entre ellos el Rey Alfonso XIII de España. Murió aplastado por su propio coche al salir de un music hall de los Campos Eliseos. Una linterna de su coche no funcionaba y al ir a comprobarla ocurrió el trágico accidente.

5 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Ver todo este arte y conocer la historia de alguno de los habitantes de este recinto ha resultado muy interesante, pero lo que más me ha impresionado, y crea que gratamente, es leer como lo describe y califica de acogedor. Siempre es un alivio saber que pueda existir un lugar así en el que poder hospedarse durante una larga temporada, cuando toque, claro.
Ha sido un placer dar con usted este paseo por este "hermoso" lugar. Un saludo.

Calamidad dijo...

Gracias, Mar. Fue el camposanto que me quedó pendiente en mi última visita a París. De hecho me quedé sin ir a Montmartre, mi barrio favorito de la ciudad de la luz, excusa ideal para volver cuanto antes.

Besotes.
Cal.

APU dijo...

Hola Mar.
Algunos de esos vecinos tienen un palco privilegiado con vistas a algunas de estas preciosas esculturas.
¡Que tengas una noche mágica!
Un beso

JFL dijo...

París es una belleza en si misma y sus cementerios en particular. Tengo ganas de volver para empaparme de una ciudad que me deje a medias.
Buen post y muy buenas fotos.
Feliz año Mar!!

Thiago dijo...

Soy un ignorante, pq aunque el cementerio puede estar bien (pal que le gusten, claro, jaja), no conozco a ninguno de los allí enterrados... ¿No podían robarle uno mas famoso a otro cementerio? jaja

Bezos.