viernes, 19 de septiembre de 2008

Puig i Cadafalch - La casa Trinxet

La casa Trixet estaba situada en la calle Córcega esquina Balmes de Barcelona. Fue construida en 1903 por Puig i Cadafalch. En la época del alcalde Porciones, en 1967 fue derruida y en el solar, Nuñez y Navarro construyó un horrible edificio de pisos. De nada sirvieron las organizaciones cívicas ni los medios de comunicación, una vez más ganó la especulación por encima de la historia y del arte. La idea de que la Casa Trinxet se convirtiera en el museo del Modernismo se desvaneció…
La casa pertenecía a Avelino Trinxet, tío del pintor Joaquim Mir i Trinxet, éste le hizo varios trabajos para esta casa, al igual que el ceramista Sebastián Ribó, Gaspar Homar o el escultor Joseph Llimona.

Varias piezas interiores fueron compradas por la familia Saula y llevadas a Calella, a la masía “Gall d´Or”. En el año 2004, después de muchos tiras y aflojas también se derruyó esta masía, entonces las hermanas Saula ofrecieron al municipio de Llançà (Girona) la donación al ayuntamiento, pero este, increíblemente rehusó dicha donación. Al final salieron a la venta pública por 600.000 €. Así finaliza la historia de la casa Trinxet, algo que nunca hubiera debido suceder.

































Fotos: osbcn

3 comentarios:

osbcn dijo...

puedo preguntarte como sabes tanto de esta casa ??

por cierto me gusta utilices mis fotos para mostrar lo que tuvieron cojones de destruir

soy OSBCN

Rafael del Barco Carreras dijo...

Graves problemas para los Núñez...

JUICIO A LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA.



Rafael del Barco Carreras



¡Por fin! en septiembre del 2009. Se prevén SIETE MESES de duración. Que yo sepa el más largo de la historia judicial barcelonesa. Ha habido juicios importantísimos políticamente, y multimillonarios, muy multimillonarios, pero la Gran Corrupción los ha bandeado a su entera satisfacción. Primero se eternizan y vacían los sumarios, y para remate se pacta la liquidación final. Si no se pacta y el Supremo, entre uno, dos o tres años, ratifica, se conceden Terceros Grados. En Gran Tibidabo (30.000 millones estafados a 9.000 ahorradores) se programaron cuatro meses. Tres días, y todo pactado para un sumario que tardó CATORCE años en juzgarse. Una Justicia, proclaman, la más garantista (palabreja tan inexistente como el significado que le dan los jurídicos) del Mundo para el justiciable.

En mi caso de garantista nada, tres años preventivo, desde La Modelo al Juzgado, juicio en tres días, y condenado al tiempo pasado en prisión por encubrimiento al fugado Antonio de la Rosa, abogado del Estado y funcionario de Hacienda, que nunca aparecería ni para la prescripción de sus delitos dictada por un Tribunal. Ignoro si es más corrupto mantenerme tres años en prisión o que docenas de acusados en casos multimillonarios y de extorsión se sienten en el banquillo en libertad tras decenas de años de instrucción. Sin olvidarse los sobreseídos, archivados, exculpados. Se repiten tanto los mismos personajes y durante tantas décadas que me obligan a repetirme aunque siempre con nuevos matices. Ver imágenes en www.lagrancorrupcion.blogspot.com

Creo que el juicio más extenso (dentro de la Gran Corrupción) ha sido el de por “Extorsión y Denuncias Falsas” a Rafael Jiménez de Parga (bufete de 50 abogados), Alfredo Sáenz Abad (vicepresidente del Banco de Santander) y otros, el pasado mes, por delitos de quince años atrás. Por el momento sin sentencia, que tras la modificación final de las peticiones fiscales, de nueve a tres años, presumo muy aguada, o peor.

Espero entretenerme y escribir durante siete meses. Cómodo en la sala sin audiencia, a nadie le interesa. A mí, si. Me preguntan porqué, la respuesta es obvia. El remate jurídico, la guinda del pastel de “Barcelona, 30 años de corrupción”. Y pieza clave para entender el auto del juez Ezequiel Miranda de Dios decretando mi prisión en 1980. Del atestado policial (de policías “amigos” de Piqué Vidal), argumentaba, y de la Auditoría de Hacienda al Consorcio de la Zona Franca, se deducían indicios racionales de criminalidad. No se aportó al sumario. Denegada, pero El Periódico la tendría para adaptar su versión. El Ayuntamiento y el Consorcio, a petición mía, la denegaban al sumario, y el juez dictaba. Serra y Maragall, con su abogado Rafael Jiménez de Parga, y su argumento de que Del Barco solo pretendía magnificar el sumario para salir de la cárcel con fianza. Por la misma regla de tres él debería llevar quince años preventivo en La Modelo. Una Hacienda que si ya de años yo sabía, por experiencia en mi actividad financiero-inmobiliaria, corrompida, servía de argumento al juez, que lo sumaría al piso que prácticamente le regalara el abogado de los De la Rosa, Piqué Vidal.
Para los Nuñez el fiscal pide unos años de carcel...

Rafael del Barco Carreras dijo...

Conocí a los Trinxet... Salvador, Avelino, aun ternían la expléndida masia palacete de Tordera... en fin... le felicito por esas fotos.