viernes, 27 de agosto de 2010

Reus y el general Prim

Hoy viene un artículo en el diario La Vanguardia que habla del legendario general Prim y de su sarcófago. El Ayuntamiento de Reus pretende analizar con tecnología punta su cuerpo momificado y restaurar su sepulcro.
Incluyo en su totalidad dicho artículo, escrito por Esteve Giralt y lo acompaño con unas fotos que pude hacer hace poco. Como el sepulcro está dentro de una gran virina de cristal las fotos hacen espejo y no son de muy buena calidad.








Se desmontarán y analizarán todos los elementos estructurales del sepulcro, cubierto desde hace unos años con una vitrina de cristal para mantener en su interior una temperatura y humedad estables. Más tarde se realizarán las primeras pruebas mecánicas de limpieza, con bisturí y láser, y se fijarán los metales que amenacen con desprenderse. Los técnicos prevén detectar posibles patologías en la momia del general Prim y en el mausoleo, una obra de arte de finales del siglo XIX de estilo neoclásico, con elementos ornamentales de oro, plata y bronce. Los restos mortales del laureado militar fueron inspeccionados en los años 70, cuando Reus logró trasladar hasta la ciudad el cuerpo de su hijo más ilustre. Enterrado hasta entonces en Madrid. Entonces, hace ya 30 años pudo comprobarse que la momia presentaba un buen estado de conservación. “Si los primeros 100 años los pasó bien, puede llegar a la eternidad” destacó ayer la titular de Cultura de Reus. Las técnicas actuales deberá confirmar que los restos mortales embalsamados no sufren ninguna patología, y en caso contrario actuar.
La intención actual de los responsables del proyecto es realizar los trabajos in situ, es decir, en el cementerio sin trasladar el cuerpo. La primera parte del proyecto, con un coste de 37.000 euros, prevé finalizarse antes de Todos los Santos, cuando el cementerio recibe a miles de visitantes. El proyecto es más amplio, por lo que el Consistorio buscará financiación del Estado y la Generalitat.






El reusense Joan Prim i Prats, el mítico general Prim, volverá a ver la luz 140 años después de morir asesinado por los disparos de seis pistoleros que atentaron contra su coche en Madrid. El Ayuntamiento de Reus (Baix Camp) lidera el ambicioso proyecto de restauración que incluye la apertura del sarcófago., el féretro y el ataúd que guardan celosamente en su interior los restos mortales de quien fue presidente español en 1869, porque el ataúd se encuentre sellado, se analizará el estado del cuerpo embalsamado mediante una endoscopia que examinará su interior; se extraerán muestras y se identificarán los tejidos y su estado de conservación.






En el proceso de restauración, que empezará en septiembre, se utilizará la última tecnología, la misma que se usó recientemente en el estudio de los restos mortales de Pere el Gran, en el monasterio de Santes Creus. Los especialistas del Centre de Restauració de Béns Immobles de Sant Cugat, que ya participaron en la dignificación del panteón de los monarcas de la Corona de Aragón, serán los primeros en desembarcar en el cementerio de Reus donde se encuentran los restos del general Prim. “Será un proceso largo”, advirtió Empar Pont, concejal de Cultura del Ayuntamiento reusense. Primero el trabajo de los técnicos se limitará a diagnosticar ele estado de conservación del mausoleo, ubicado en una zona central del cementerio.




Los trabajos de restauración servirán para realzar uno de los mitos de la historia reusense, que llegó a ser considerado el hombre más influyente del Estado. Una escultura de bronce bañada en plata del general, a tamaño real yace sobre el sarcófago principal, que sufre un proceso de degradación. En el sarcófago principal pueden apreciarse representaciones de grandes batallas, y los retratos de cuatro militares romanos. En el cabezal, un escudo presidido con el lema “Honor, valor y lealtad”, y a los pies del sarcófago, un reloj de arena esculpido en bronce simboliza la fugacidad del paso del tiempo. Ahora, la tecnología y las ganas de la ciudad por ensalzar a su general volverán a despertarlo.





6 comentarios:

APU dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
APU dijo...

El comentario anterior se comió unas letras.

Repetimos;
Se refleja algo el cristal, pero las fotos acompañan muy bien el post.
Genial!! gracias por el artículo de la Vanguardia así cuando publique unas fotillos que tengo me vendrá muy bien para documentarme...¡que uno no sabe de todo!
Un beso

Javier Peralta Medina dijo...

Hay que reconocer que el sepulcro es excelente, y que los emblemas de esos generales romanos, le dan la fastuosidad que se pedía en los cánones de esos tiempos.
Históricamente, es lógico gastar esa cantidad en su restauración, aunque 37000 €, es una cantidad un poco exagerada, más con los tiempos de crisis económica que vivimos.
Tus fotos como siempre , excelentes (No te preocupes por los reflejos, se ve perfectamente lo que nos querías enseñar)
Un besazo, Princesa

JFL dijo...

Interesante articulo. Recuerdo haber leído algo sobre este sepulcro en el blog de Esther y Toni.
Un familiar mío siempre cuenta que tiene en su poder una camisa ensangrentada del general prim. Yo nunca la vi.
Me alegra volver y encontrarme con post tan interesantes como este.
Un abrazo

Marta Casquero dijo...

Curiosa tumba no??? me parece super curioso eso de que la tengan como en una urna para que no se dañe, parece que si hay gente que se preocupa por estas cosas no??

Ksawery dijo...

¡Gran entrada, Mar!

Lástima que no se puedan hacer fotos en el cementerio de Reus... De todas formas, la urna no favorece el hacer fotos por los reflejos que hace. Quizá un recinto más adecuado solucionase eso.

Mira que si hacen las pruebas y resulta que no es él...