domingo, 6 de noviembre de 2011

La Rotonda (Barcelona)



Siempre he escuchado decir que el movimiento se demuestra
andando y que un grano no hace granero pero ayuda al compañero. También he
escuchado que el pez grande se come al pequeño etc... Parece mentira que en el
momento actual, después de haber vivido tantos sacrilegios arquitectónicos en
nuestra ciudad durante tantos infaustos años aún pueda seguir ocurriendo, el
alcalde Porcioles nos arrebató parte de nuestra herencia en su momento, Nuñez y
Navarro también, pero hay que recordar que en su momento La Casa
Golferichs estuvo en un tris de ser
aniquilada por Nuñez y Navarro otra bestia negra de nuestro patrimonio, pero la
fuerza ciudadana pudo más y ahí está, hermosa, impertérrita con un uso positivo
para nuestra amada Barcelona.
Ahora toca defender La Rotonda, ya es vergonzoso al grado de
degradación que ha llegado, ya lo veíamos por fuera pero por dentro me recuerda
a uno de las magnificas entradas de Nacho Labrador en su blog Territorio abandonado
, y no hay que ir a un parage apartado, no, lo tenemos en la Avgda. De
Tibidabo, 2 en la parte alta de Barcelona, en una de las zonas más caras para
vivir y allí está muriéndose, como se morían los pobres enfermos que allí
fueron a parar, ya deshahuciados, cuando desde finales de los años sesenta se
convirtió en clínica terminal. El que fue esplendoroso Hotel Metropolitan a
llegado a esto y no se puede permitir dar un solo paso más atrás.
En este link: http://www.larotondabarcelona.com/ podrás dar
tu adhesión y saber más de lo que está ocurriendo.



















































































Las fotos actuales de La Rotonda pertenecen a J. Macías.







5 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Desgraciadamente este ha sido el pan nuestro de cada día, y aún sigue. Ojalá se salve de una ruina segura si no se toman medidas. La presión ciudadana ayuda mucho a que se tomen. Un saludo.

Ksawery dijo...

Esta vez si que has sido rápida ;).

Es terrible ver como poco a poco van desapareciendo los enclaves y símbolos que hacen de BCN lo que es para convertirla en algo insulso e inhabitable.

Tenía pensado ir a hacer unas fotos a este edificio y ha sido cuando me he enterado del fatídico proyecto. No se en que piensan nuestros gobernantes (bueno sí, en dinero...) ni los arquitectos que hoy en día sólo construyen mamotretos sin personalidad para elevar su ego pujando por ver quien lo hace más variopinto sin importar donde va emplazado.

Una lástima ver como se destruye un patrimonio que es de la ciudad.

APU dijo...

Hola Mar.
Ahí seguimos reivindicando que se conserve el patrimonio ante la insesibilidad de unos pocos que por desgracia tienentanto poder que se lo pueden llevar todo por delante sin reparos.
Un beso.

http://veodigital.blogspot.com/2010/10/la-rotonda-barcelona-hotel-de-lujo.html

JFL dijo...

Es increible que este pais se gaste tanto dinero en estupideces innecesarias y luego dejemos que nuestro patrimonio cultural se vaya deshaciendo en pedazos.
Da rabia, como poco
Un abrazo, Mar

Calamidad dijo...

Ay, dios, no es que pasée mucho por la avenida Tibidabo cuando voy a Barcelona pero, ¿cómo? ¿que quieren hacer un párking? Peeero, nos hemos vuelto locos ¿o qué? Es como si vinieran aquí a Madrid y quisieran demoler el Palacio de Liria para solucionar la congestión automovilística del centro. O_O

Ver para creer. Flipo.

En otro orden de cosas, me voy a meter contigo, Ksawery. :-) No cero que hoy en día solo se estén construyendo edificios sin personalidad. Sí que es verdad que si Gropius y sus amigos levantasen la cabeza tal vez estuvieran dando palmas (u horrorizados) por ver las increíbles colmenas que pueblan ahora todas las ciudades, incluso pueblos. Pero también creo que hay edificios actuales magníficos: el Guggenheim de Bilbao, el complejo cultural de Nyemeyer en Avilés, Torres Blancas y el Hotel América aquí en Madrid... y muchos más que ahora mismo no recuerdo.

Creo que en todas las épocas (y ámbitos) han existido las obras sobresalientes, que son las que debieran permanecer impertérritas como testigos de su tiempo, y la mediocridad, incluso el mal gusto y lo mal ejecutado (que para nada sirver ergo puede ser ¿destruido?). No sé, creo que me estoy metiendo en un debate demasiado profundo...

Enigüei, que no pueden tirar La Rotonda, ¡nooooo!