viernes, 6 de abril de 2012

Cementerio de San Michele, Venecia (Italia)



En Venecia, hay tres cementerios: en la isla de Lido hay dos, el hebraico y otro católico. El tercero ocupa la que fue la isla de San Cristoforo della Pace elegida en 1807 por un decreto napoleónico, que proclamó la instauración de un cementerio general para enterrar a todos los muertos de la ciudad hasta 1836, en ese año se cegó el pequeño canal que la separaba de la de San Michele para ganar espacio al unir ambas islas, anteriormente la isla de San Michele había servido de prisión. La fecha de finalización fue el año 1870. Las obras corrieron a cargo de Antonio Selva.


La iglesia y el monasterio que se encuentran en la entrada fueron construidos entre 1469 y 1535. La iglesia es de estilo renacentista en piedra blanca de Istria, obra de Mauro Codussi.

La isla tiene una extensión de 0.16 km², o mejor dicho tenía.

En 1998 viendo que el cementerio de quedaba pequeño se pensó en hacer una expansión en el lado oriental. Se hizo un concurso internacional que ganó el arquitecto David Chipperfield, el Recinto número XXIII tiene que estar terminado el próximo año. En las fotos aéreas se puede ver el antes y el después. Por fuera es terriblemente frío, parece una fábrica estándar, por dentro goza de todas las innovaciones posibles. La necesidad ha hecho crear este horrible edificio adyacente.




Antiguamente los fallecidos eran transportados por góndolas fúnebres ricamente decoradas con ángeles dorados como puede apreciarse en la fotografía, ahora se usan lanchas.

                                       Foto de Cesar Angel Zaragoza

 El pintor simbolista Arnold Böcklin le sirvió de inspiración junto a otra isla pequeña isla cercana a Ischia para su cuadro (Hay cinco versiones de este) “La isla de los muertos” a su vez, el compositor ruso Sergei Rachmaninoff compuso un poema sinfónico, el Opus. 29 con el mismo nombre.




San Michele está muy cerca de la isla de Venecia, desde Fondamenta Nove se ve perfectamente, unos cinco minutos separan una isla de la otra, se llega con los vaporettos números 41 y 42. Si ya cruzar la puerta de cualquier cementerio nos rodea la paz llegar en el de San Michele la sensación es mucho más acusada.


El cementerio de San Michele está dividido en varias secciones. Hay indicaciones para llegar a las secciones protestantes, evangélicas u ortodoxas, en esta última se encuentran dos de los ilustres inquilinos, Sergey Diaghilev fundador de los Ballets Rusos en la época de máximo esplendor e Igor Stravinsky, aclamado compositor ruso, ambas tumbas muy cercanas, en el sector evangélico descansan los poetas Ezra Pound y Joseph Brodsky, también el jugador y entrenador Helenio Herrera entre otros personajes conocidos.




La sección protestante está muy olvidada, pero sin embargo es muy hermosa, parece un jardín romántico, muy decadente, umbrío, grandes árboles, la vegetación campando a sus anchas, facilmente se puede uno transportar a épocas pretéritas.









Unas fotos más para hacerse una idea de lo que se puede encontrar en el cementerio de San Michele.






























…Y me juré a mi mismo que, si alguna vez abandonaba mi imperio, si esta anguila conseguía escapar del Báltico, la primera cosa que haría sería venir a Venecia, alquilar una habitación en la planta baja de algún palazzo para que las olas levantadas por las embarcaciones, al pasar, salpiquen mi ventana, escribir un par de elegías al tiempo que apagaba mis cigarrillos en el húmedo suelo de piedra, toser y beber y, cuando me estuviese quedando sin dinero, en vez de subirme a un tren, comprarme una pequeña Browning y volarme la tapa de los sesos sin más miramientos, incapaz de morir en Venecia por causas naturales.
Joseph Brodsky (1940-1996)
De su libro “Marca de agua”























10 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Veo que hay ilustres vecinos en estos camposantos venecianos. Magnífico reportaje. Un saludo.

Gata Chopada dijo...

¡Me encantan tus reportajes Mar! Debe ser un lujazo visitar un cementerio contigo.
Mira, no sabía que Stravinsky estuviese enterrado en Venecia.
Abrazo.

Ksawery dijo...

Me ha encantado tu entrada. Ya veo que tendré que volver a Venecia a recorrer esos parajes.

Un abrazo.

Fº Javier Peralta Medina dijo...

Completísima entrada, y curiosa...Aunque la elegancia de las barcas de antes no tienen ni punto de comparación con esas lanchas a motor. Pierde todo su romanticismo. Ahora, el problema será si alguna vez suben las aguas...
Besos Mar¡¡¡

serge dijo...

Hola Mar.
Un cementerio muy interesante. Por lo de subir las aguas, por desgracia no creo que tarde muchos años.
Un saludo.
Sergio

APU VeoDigital dijo...

Hola Mar.
Vaya viajes!! Lo más he visto recientemente ha sido un cementerio medieval por la zona de Teruel :D
Una muy buena y completa entrada.
No me gusta el "añadido" de la isla. para eso que la hubieran hecho aparte y dejar lo que hay como está.
Un abrazo

GAIA dijo...

Un reportatge molt ben documentat
Una abraçada

MISCELÁNEAS dijo...

Me ha encantado la parte del cementerio protestante, a pesar de estar un tanto descuidado me parece realmente bello y con aires románticos. Besos y nos seguimos leyendo.

Mirna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mirna dijo...

Creo que Venecia es una ciudad increíble para visitar, aunque no sé si iría a conocer un cementerio. Seguramente el próximo año vaya a Italia, así que voy a tratar de conocer Venecia. Este año he decidido quedarme en unos alquileres en san bernardo